En 1936 y con sólo 15 años, Joaquim Pujol emigró a Suiza para alejarse de la Guerra Civil ya la búsqueda de una nueva vida. Una vez finalizada la guerra volvió al Empordà donde se casó y formó una familia con Herminia Custey.

Juntos compraron el Mas Sunyer al marqués de Robert de Torroella de Montgrí y conde de Sant Iscle d’Empordà que entonces también poseía varias propiedades en la zona.


Mas Sunyer, 1976